Inseminación artificial

Inseminación artificial


Se trata de la técnica de reproducción más sencilla. Se basa en colocar los espermatozoides dentro del útero en el momento de la ovulación (sobre el día 14º del ciclo).

Para que la técnica sea el máximo de eficaz se estimula suavemente el ovario para que produzca 1 ó 2 folículos. De esta forma se controla perfectamente el momento de la ovulación. El mismo día se prepara una muestra de semen en el laboratorio (recuperación espermática o capacitación), en que se eliminan los espermatozoides inmóbiles y se estimula la mobilidad del resto.

Finalmente se concentran en un medio estéril y se colocan a nivel de útero a través de una cánula. El proceso es indoloro y la paciente puede marcharse después de 10 minutos de reposo.

La inseminación artificial será conyugal o de donante según utilicemos semen del cónyugue o de un donante seleccionado del banco de semen.